¿Qué es el Emprendimiento Social?

Para nosotros, el emprendimiento social es la fusión entre una solución innovadora a un problema de desarrollo socio-económico y una estrategia sostenible con impacto medido.

De la misma manera, la  Fundación Ashoka define un emprendedor social como una persona con soluciones innovadoras a los problemas más graves en sus comunidades.  Son ambiciosos y persistentes, atacando serios problemas de desarrollo social, cultural y económico.  Un emprendedor social no espera a que el gobierno o el sector privado llegue a solucionar un problema social, sino buscan cambiarlo ellos mismos, liderando el cambio en sus comunidades.

Según varias páginas en la red, el emprendimiento social no encaja en el paradigma de las empresas públicas del sector estatal ni en el de las empresas privadas del sector capitalista ni el de las organizaciones no gubernamentales (ONGs).  Es cierto que el emprendimiento social es un concepto que no se ha podido definir objetiva y estáticamente, pero quiza esto sea para lo mejor.

Sin embargo, lo que sí podemos concluir con certeza es que tomando dos palabras que comprende este concepto, se puede definir como un emprendimiento o una iniciativa que tiene fines sociales en naturaleza.

Nosotros le agregamos un factor adicional a esta percepción: que los fines de un emprendimiento no sean solo “sociales” pero que también tengan como objetivo el “desarrollo” social.

Ahora, te preguntarás como esto se distingue de emprendimientos lucrativos y de lo que se le llama el “voluntariado”, si estos también generan bienes, y por ende, desarrollo social?  Cuál exactamente es la diferencia?

Por esto, te invitamos a explorar los horizontes de lo que realmente significa el emprendimiento social con nosotros!