UNIARTE: Artesanía Ecológica


No todos tienen la fortuna de nacer con los recursos y oportunidades necesarios para alcanzar sus metas. Sin embargo, aquellos con coraje, aspiración y pasión son capaces de transformar sus adversidades en oportunidades de superación. Esto fue exactamente lo que hicieron un grupo de Jóvenes de la Selva Boliviana, quienes usaron su cultura ancestral, recursos naturales y habilidades artísticas para crear la Union de Artesanos de la Tierra (UNIARTE) una empresa social de alcance internacional.

La comunidad de Lomerío en Bolivia no es muy diferente de muchas zonas rurales en América Latina, rodeadas de una belleza natural y riqueza histórica. Julio Parapaino, el presidente de UNIARTE, así como muchos otros miembros de su comunidad, aprendió la técnica artesanal de cerámica de su abuela. A pesar de esta riqueza, en su comunidad faltaban los recursos para complementar otros aspectos importantes en sus vidas tales como la educación, la cual solo era ofrecida hasta el 4to grado. Limitando así sus aspiraciones de desarrollarse en este ámbito.

Al enfrentarse ante este reto Julio y otros jóvenes decidieron que tenían que hacer algo para mejorar sus circunstancias económicas. Pero enfrentaban muchos retos, al principio ni siquiera  podían comprar materiales tan básicos como pinturas para poder producir sus artesanías y venderlas. “No fue fácil, tuvimos que salir a buscar ayuda, viajar a La Paz, para pedir apoyo de la cooperación para continuar con la capacitación nuestra y de otros artesanos más jóvenes” cuenta Julio. Fue así que en el 2004, después de muchos esfuerzos pudieron conectarse con otros artesanos, fundaciones y organizaciones. Las cuales les brindaron su apoyo para poder fundar su empresa social. Por ejemplo, la Fundación Trabajo Empresa les proporciono un amplio espacio en el Parque Industrial para desarrollar sus materiales.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

UNIARTE tiene  como propósito unir a una comunidad de artesanos para vender artesanías utilizando técnicas ancestrales. Incluyendo cerámicas, tejidos, bordados y productos de madera. Cada uno de sus productos está hecho a mano con la más alta calidad, diseños únicos y ecológicos que se comercializan de manera directa. Todos sus productos reflejan vistosos colores y figuras representativas de las vivencias de las comunidades originarias de la Chiquitania; además de la vegetación y la vida animal de la zona.

UNIARTE como empresa social:

Creando Cambio Social: UNIARTE además de unir a artesanos de distintas cooperativas invierte en la capacitación de estos buscando el  apoyo para la producción y comercialización solidaria de sus productos.  Su éxito les ha facilitado la generación de empleos y ganancias permitiéndoles a sus fundadores y otros de sus miembros completar sus estudios universitarios. Los cuales les han brindado otro tipo de herramientas, herramientas de negocios, que han aplicado para  hacer crecer la organización.

Conservando su cultura: A través de sus artesanías UNIARTE ah podido defender y difundir la identidad cultural de sus miembros. Rescatando así su identidad Cultural, costumbres y tradiciones indígenas.

Comercio Justo: Los miembros de UNIARTE se aseguran que todos sus miembros reciban compensaciones monetarias que les ayuden a tener una vida digna.

Medio ambiente: Al utilizar productos ecológicos UNIARTE se asegura de crear productos que protejan el medio ambiente.

Visión hacia el futuro:

El trabajo de UNIARTE los ha llevado a vender sus productos en toda Bolivia así como introducirlos al mercado internacional. Adicionalmente, UNIARTE ha expuesto su trabajo en España, Colombia, Brasil, y Ecuador. A pesar de que el número de miembros de  UNIARTE ha crecido significativamente, estos buscan apoyar a otros artesanos del país buscando la aprobación de una ley que los beneficie y proteja.

De la historia de Julio y de UNIARTE podemos aprender como uno puede explotar los recursos que  muchas veces se ignoran. Ellos sabían que tenían algo valioso que ofrecer así que buscaron los elementos que les hacían falta para poder crecer. Que en este caso fueron conocimientos en el área de negocio así como recursos iniciales para comercializar sus artesanías.

Etiquetas: , , , , ,

Categorías: Desarrollo Económico

Autor:Lorena Luna

Lorena es una joven profesionista apasionada por el emprendimiento social y desarrollo económico en países emergentes. Lorena ha trabajado en empresas sociales internacionales como VisionSpring. Actualmente trabaja para MakeSense en México D.F.

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s